NUESTROS GESTORES TELEFÓNICOS

El día 1 de Marzo, fue el día sin móvil.
Los usuarios de dicho aparato deberíamos de haber estado todo el día con el móvil apagado.
El motivo era el de siempre: Las compañías han estado cobrándonos el tiempo que hablamos por teléfono redondeando al alza, ahora tienen que tarifar en segundos, entonces decididieron cobrarnos más por el establecimiento de llamada.
¿Es que nadie les ha dicho que estaban robando?
Porque yo creo que si voy a la carnicería y compro 250 gramos de carne y el carnicero me redondea el precio a un kilo ¿puedo llamarle ladrón?
Bien, como ahora “no van ganar de lo que no gastamos”, deciden subir el establecimiento de llamada en un 25%, “para compensar las perdidas”
¿Las perdidas de que?
¿Es que ahora vamos a tener que pagar por lo que no compramos?
Todo esto sabiendo, que cuando hablan de” pérdidas” quiere decir “no ganamos, tomando la medida del año anterior”, que no tiene nada que ver con las perdidas.
Bueno, parece que no se consiguió gran cosa el día 1 de Marzo, según las compañías. Tanto nos hemos acostumbrado al teléfono móvil, que tenemos mono de él.
Pero creo que es hora de aplicar “el día 20” a nuestro gestor telefónico.
Yo se que hay gente que cree que así no se consigue gran cosa, pero ¿que tenemos para defendernos de estos ladrones autorizados?
La unión.
Yo creo de verdad, que si nos unimos tendremos mas fuerzas que el gigante que nos aplasta. En todo caso, no perdemos nada por intentarlo
¿Qué os parece si el 20 es nuestro numero favorito?
El día de no hablar por teléfono móvil (siempre puedes leer los mensajes y llamar por el fijo tarifa plana), no pagar con tarjetas de crédito y no ir al banco.
Julio, puedes apoyar el móvil en tu banco, pero ten cuidado que no te cobren intereses.Quien sabe, a lo mejor jugamos al 20 en la lotería….y nos toca.

2 comentarios:

Enrique Gallud Jardiel dijo...

La base del comercio consiste en comprar barato y vender caro. Siempre ha sido así: se ha basado en engañar al que se deje. Me parece muy bien atacar a estas multinacionales ladronas, pero quizá sería mejor hacerlo a los gobiernos que las toleran y amparan.

Neira La Meiga dijo...

Tienes toda la razón, Enrique. ¡Acabemos con los gobiernos!