LAS PUTAS

La diosa Puta era una de las divinidades romanas asociadas a las tareas agrícolas, en concreto a la poda (puta en latín) de los árboles frutales. El mismo día en que se podaban los árboles, con cuyas ramas eran azotadas ritualmente las muchachas que querían quedar embarazadas, las sacerdotisas ejercían la prostitución sagrada en honor de la diosa.

Con el paso del tiempo, el nombre de la diosa pasó a denominar a la mujer que ejercía la prostitución.

Existe otra versión indicando que viene del verbo putare (pensar), que trata de cuando los romanos hacían a los griegos esclavos cuando vencían en sus guerras, y es que estos vencedores aunque eran superiores en lo militar, en lo culto eran más salvajes que los griegos y utilizaban a este pueblo como maestro de sus hijos, a las esclavas las usaban de otras maneras hasta que se percataron que además de saber del amor, conocían otras ciencias y le pusieron el calificativo de putas.

Hay otra versión que cuenta que viene de la palabra puteos (pozo, en latín), resultando que a los esclavos los introducían en pozos secos, quien quisiera tenía derecho para entrar en el pozo y hacer sexualmente lo que deseaba con esa persona siempre y cuando abonara lo acordado. Los dueños de esos pozos entraban gratis por supuesto.

Sea diosa, pensadora o pocera, la realidad es que las putas han existido toda la vida.
Y una profesión que se aguante tanto tiempo en el transcurso de los siglos, significa que sigue en auge.

Hace años las mujeres eran obligadas a casarse vírgenes y muchos novios, rechazaban a las mujeres que no se casaban en ese estado, y con eso justificaban la prostitución, ya que los mismos que querían a sus mujeres vírgenes, eran los que se iban de putas, ya que según el corto entender de la época, el único que tenia derecho a disfrutar antes del matrimonio eran ellos.
Hoy todos tenemos el mismo derecho a disfrutar del sexo, tanto hombres como mujeres, tenemos relaciones sexuales fuera del matrimonio, solteros, bisexuales, homosexuales, etc. sin que nadie nos señale con el dedo, ligamos en cualquier sitio sin que sea obligatorio tener novio para hacer el amor, y ni unos ni otros cobramos, por lo que l en teoría las putas profesionales deberían extinguirse y sin embargo la demanda va en aumento.

Hoy tenemos una gran variedad de colores, negras, mulatas, blancas etc. y además para elegir todo tipo de comercio sexual, gigoloes, chaperos, transexuales, travestidos, etc.

¿Entonces porque nos empeñamos en esconderlas?

¿Y porque ponemos a los niños de tapadera en estas cosas?

Las putas, estén en la esquina que estén alegran la vista a cualquier viandante, de la misma forma que los músicos sacan una sonrisa o los mimos una admiración.

En Madrid siempre estuvieron en la Ballesta, en el parque del oeste, en las noches del retiro y en la calle de la Montera, la mayoría de los negocios que existen hoy en dicha calle en Madrid, se han establecido sabiendo ya que ahí estaban las prostitutas trabajando.

Por mucho que los comerciantes se quejen, ellas estaban primero, por lo cual si a ellos les molesta que cambien su negocio. ¿Por qué lo tienen que cambiar ellas?

Si nosotros no nos escandalizamos de lo que vemos, los niños tampoco lo harán y en todo caso lo que ven los niños son expresiones del amor, que siempre será mejor que un juego de guerra en la play, o los debates de los políticos llenos de palabrotas y a veces de peleas.

En Madrid, han cerrado el paso por el parque del oeste a la circulación los fines de semana, con el único fin, de que las prostitutas se vayan de ahí, sin importar que eso entorpezca la circulación, o haga que los automovilistas que se desplazan por la zona tengan que hacer un recorrido mayor.
Porque la doble moral nuestra exige que “no se vea” lo que existe.

Pues bien, subvencionemos burdeles, como subvencionamos a cualquier otro tipo de empresa, clasifiquémoslos con estrellas, tenedores o tetas, como los hoteles, según su categoría y así las chicas, y chicos que se dedican a esta profesión tendrán un lugar de trabajo como lo tenemos casi todos.

Además así estarían seguras y no les haría falta un chulo, que suele ser el que trae los problemas y las drogas y enrarece el ambiente de unas trabajadoras que han elegido una profesión en la que es difícil quedarse en paro…como la de los funcionarios.

Lo que verdaderamente hace que la prostitución sea un asco, es todo lo que lleva alrededor, los chulos, el hambre, la drogadicción y la suciedad de la calle por la falta de educación cívica.
Pero nada de esto, justifica que algunos comerciantes, las graben en video, para hacer que su negocio fracase porque sus usuarios prefieren estar en el anonimato.

¿Por qué no graban a los chulos ó a los que originan peleas?

¿Les gustaría a ellos, que les grabasen en su negocio, donde guardan el dinero, para que fuese más fácil robarles ó donde esta el dinero en "B"?

Ya bastantes cámaras hay en las calles, debido a la falta de seguridad que algunos ciudadanos sienten, como para que también nosotros nos grabemos a nosotros mismos solo porque no nos gusta el trabajo que hacen otran personan, que tiene los mismos derechos a su libertad que todos… a no ser que lo mas importante del ser humano no sea este derecho, por el que tanta sangre se ha vertido.

2 comentarios:

Enrique Gallud Jardiel dijo...

Efectivamente. Habría que protegerlas de la explotación y de los riesgos de la profesión. No van a desaparecer y cumplen una función positiva en la sociedad. ¿O es que un hombre feo o viejo ya no tiene derecho nunca más a una compañía femenina?

James Joyce dijo...

Vivimos constantemente bajo la doble moral...

Es así de triste. Hay que mirar a la sociedad, y ver, como dices, que la prostitución se demanda. Si debemos o no ofrecer ese servicio es un debate más, pero suponiendo que lo aceptamos por la sencilla razón de que está solicitado, deberíamos tratar de regularizarlo, de aplicar una serie de leyes y derechos que eviten problemas.