EL BOTELLON

Claro que siempre hubo botellón, o algo parecido.

El botellón consiste, en comprar bebidas alcohólicas en una tienda o supermercado para beber en la calle en compañía de los amigos.

Generalmente lo hace la gente joven, y dejan cerca sus automóviles para poder poner música y pasar un rato agradable...a la intemperie, que es más económico que ir a un pub o a una discoteca.

Con esta entrada no puedo evitar mirar hacia atrás y recordar “El Moby Dick” en Sada, “El Greco” "El patacón" "A nova pataca", en Coruña, “Los Troncos”, “El Hongo”, los bajos de Aurrerá en Madrid, con mil amigos que tenían su primer pub y que nos abrían a horas intempestivas…

Hace tiempo, beber en un bar era más barato y además estaban abiertos hasta muy tarde.

Podías estar en una terracita con tus colegas charlando y nadie te decía nada.

Más tarde vinieron los pubs, con musiquita, que cobraban las copas más caras, a cambio de la música, a un volumen prudencial para poder hablar.

Los pubs empezaron a cerrar mas tarde que los bares y a pagar más impuestos que estos, a cambio, los bares empezaron a reducir su horario nocturno.

Cuando los pubs iban a cerrar, ningún buen barman, dejaba de servirte “la penúltima” en un vaso de plástico y te la llevabas a la calle con tus colegas….y esa “penúltima” era la que tomabas fuera del local.

También había bares que no tenían mesas fuera y la gente empezó a beber fuera del bar, y como se rompían muchos vasos, empezaron a dar vasos de plástico.

Las discotecas hace tiempo, era uno de los sitios menos frecuentados, ibas de vez en cuando, o si había algún grupo que tocase como la discoteca "MM", famosa por su buena música.

Siempre hubo manazas, o despistados como mí cuñado Pipo, temibles en los bares por sus destrozos, siempre sin querer.

Por eso Pipo, en una época de su vida que tuvo un bar, daba los vasos de plástico, más que nada para no romperlos él cuando los recogía….

Hoy en día, no solo le hemos hecho a los jóvenes difícil lo de irse de casa por muchos motivos, sino que le hemos hecho difícil tomar unas copas con los amigos en un bar.

Los trabajos son inestables, y pagan una porquería, que no llega para nada, y mucho menos para derrochar un fin de semana, a pesar de eso, cuando uno es joven, lo más importante es el cachondeo y los amigos, y en esas andan algunos jóvenes, que se han visto obligados a comprar bebidas y beber fuera de los pubs o discotecas, que tienen unos precios demasiado altos.

Dado que los jóvenes no consumen en los bares, los de los bares no les dejan entrar al cuarto de baño sin consumir, sobre todo si te entran 100 en una noche.

Y claro todos sabemos que el alcohol abre las ganas de miccionar, sin contar los que beben más de la cuenta y tienen que otras necesidades.

Eso, junto con que quizás no les hemos educado bien, quedan las calles que da asco verlas.

Pero lo que está mal, no es que los jóvenes beban en la calle, sino que no dejen las lugares donde hacen botellón, limpios y recogidos, que es otra cosa.

Luego está el ruido, es imposible no hacer ruido cuando uno tiene unas copas, está contento y además viene con los colegas, las risas, las bromas y a veces por desgracia las peleas son sonadas.

¿Cómo se resuelve el problema?

Como siempre, sabemos que la solución no es prohibir, todos somos hijos de cosas prohibidas que siempre hemos transgredido…Y no escarmentamos.

17 comentarios:

fmop dijo...

El problema no es un problema sino muchos juntos. Los jóvenes ahora son muchos más que antes (aumento demográfico) y son jóvenes durante más tiempo (entre los 14 y los 35, por ejemplo). Es más caro beber en los ‘pubs’ que en el botellón que se ha convertido en un estilo de vida donde se charla y se ven a los amigos.

Pero también es cierto que los jóvenes no se ponen en el lugar de los demás. Sólo habría que pensar si tuvieran que descansar para madrugar (y no estar de juerga), y soportar las molestias de suciedad que conlleva cualquier concentración humana sin regular.

No se trata de prohibir pero si de normalizar ciertas situaciones y los jóvenes, estos de ahora o los que vengan, deberán de aprender a divertirse de otra manera, a beber de otra manera.

Igual que los fumadores tienen que reservar los lugares restringidos, así deberá ser para los jóvenes y su ocio.

Kim Basinger dijo...

¿Tu cuando eras más joven respetabas a los mayores, les obedecias, aprendistes de sus errores, te ponias en su lugar?

Javier Villegas dijo...

Hola de verdad muchas gracias por pasarte por mi blog, paso de carrerita por que ando algo ocupado, pero ya leeré tu blog con mayor detenimiento, saludos desde Colombia.

mi despertar dijo...

Lo importante es dar el ejemplo.

Calle Quimera dijo...

Gracias por visitarnos.
El tema de que nos hablas es complicado,pero yo apostaría por la educación.Lo que sí se aprecia es la falta de ilusión en la juventud.Y yo también he salido y me he puesto hasta el...como todos. Abrazos.

James Joyce dijo...

Si sólo fuera beber, hacer UN POCO de ruido, reirse, y no dejarlo todo muy guarro, estaría bien. Pero yo mismo he comprobado en persona lo que puede pasar en un botellón. Y hay gente que cuando bebe se ríe. O que levanta la voz. Pero algunos lo tiran todo por el suelo, hacen destrozos, y en general, la arman.

Yo, como joven, quiero el derecho a beber en la calle (aunque hace mucho que no lo hago, por diversas circunstancias). Aunque no soy bebedor habitual. Pero también comprendo a la gente que se queja. Me pongo en su lugar, y quien madruga para trabajar, quiere descansar.

La solución no es sencilla. Pero hay que aplicar el sentido común. Buscar sitios alejados de viviendas, evitar ensuciar en la medida de lo posible, etc.

En fin, este tema da para mucho...

Saludos

Santiago Diaz Valdez dijo...

KIM

en las apuestas estas cabeza cabeza con PATO.
no se como,sin conocerme bien diste en el clavo bastante bien.
AHora.. me gusta tu blog. tu iniciativa es clara y respetuosa. ojalá que fuera escuchada y leida y absorvida por las masas necias que pueblan este mundo..
porque la unica, y probada.vida q tenemos la tenemos que pasar mal.escondiendonos.corriendo y siendo perseguidos.
Te dejo besos.

Anónimo dijo...

El botellon nunca se va ha dejar de hacer,aunk lo prohiban con lo cual es peor...los jovenes que tenemos hipotecas...no puedes salir de copas x bares...xq sabes cuanto de gastas x 4 copas?32e y..con 4 copas no estas toda la noche encima los bares para sacar mas....te yenan el vaso de hielo y la copa se te keda en nada...asik te tienes que beber 8.se te pone la noche en 100 minimo...y sabeis cuanto cuesta 4 copas de botellon pues 4 euros...asik...logicamente..El ruido es inevitable...xq de copas todo el mundo,alza la voz.Lo que pasa que antes habia muchos mas parques ahora hacen muchas mas viviendas.El problema es la suciedad xq somos unos guarros,y se queda todo echo un asco..y eso nose si tendra la culpa la educacion ese es otro tema..pero xq lo han prohidido..pues xq limpiar la mierda le cuesta el dinero al gobierno!!!!

Anónimo dijo...

mama la del comentario anterir soy yo se me ha olvidado ponertelo...un beso.Rut

Nerim dijo...

Muchas gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario en mi post "sirena o ballena". Tu visita me ha hecho mucha ilusión.

Me voy a dar una vueltecita por tu blog y espero que sigamos en contacto.
Un abrazo
Nerim

El perro andaluz dijo...

Yo he pasado los mejores años de mi vida, bebiendo en las calles y escuchano música salida de los autos. Ahora ya no se puede y prefiero mi casa o la casa de alguién màs para pasarla bien que un pub o una disco.
Gtracias por tu visita y espero que nos sigamos leyendo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Como dice Rut, se hará aunque solo sea por la prohibición, solo nos hace falta ayudar a los jovenes a entender que si recogen (lo que puedan) y si lo hacen donde no halla gente durmiendo, es posible que muchos nos unamos a ayudarles a protestar contra su prohibición.
Claro, siempre que no nos olvidemos que tambien fuimos jovenes.

Santiago Diaz Valdez dijo...

he visto tu comentario en el post de Astrid y si.es una pena q romanticos como nosotros nos encontremos o solos o con la persona equivocada--

besos.

yraya dijo...

¡¡¡ VIVA EL BOTELLON Y A LOS QUE LO HACEN!!! eso si cuidando el entorno.

Un besito

Juan Pablo López dijo...

el "penúltimo", ¡buenísimo..!

Blanche dijo...

siempre apoyé el botellón, que te voy a contar... mi trasero tenia hueco propio en el dos de mayo.
Besototes

Ursula dijo...

Creo que todo es cuestión de respeto por el vecino y por el entorno. Mientras no molesten a los vecinos y dejen las calles limpias pues no le veo nada de malo al Botellón. Todo es cuestión de la educación que se tenga nomás.

Saludos y gracias por tu visita