EL AGUA




Hace cinco, diez o veinte años, jamás hubiéramos pensado que sucedieran en el mundo la cantidad de cosas que suceden.

Si alguien nos lo contase creeríamos que estaba loco.

Una de ellas es que nos cobren por un vaso de agua .

Dice Génesis, 19-10: Dijo Dios, acumúlense las aguas de por debajo del firmamento en un solo conjunto y déjese ver lo seco, y así fue. Y llamó Dios a lo seco tierra y al conjunto de las aguas lo llamó mares y vio Dios que estaba bien”.

¿Quién iba a pensar que los hombres por sus irresponsabilidades con la atmósfera nos íbamos a ver obligados a pagar por ella?

Hace años, si el agua era mala para beber la hervíamos, la dejábamos enfriar y la bebíamos.

Hoy en día, consumimos en los bares y restaurantes agua embotellada, que nos cobran un riñón, pero algunos aún preferimos el agua de grifo.

Pero hemos llegado mas lejos todavía, ahora nos quieren cobrar al menos en Madrid en los restaurantes el agua.

Como nos hemos vuelto “tan sanos”, y ya no pedimos vino “como para una boda” para comer, porque tenemos que conducir, y la tasa de alcohol nos da solo con olerlo, resulta que los hosteleros no se quieren quedar “sin esa tajada”.

También quieren cobrarnos por ir al baño, si no estamos consumiendo nada en ese local.

Si alguien llega a un bar “con una urgencia” tendrá que cagarse encima. ¿Eso nos parece bien?

¿Qué será lo próximo? ¿A los que vienen en pateras si los salvamos de morir ahogados les hacemos devolver el agua que tragaron o se la cobramos?

¿No creéis que ya estemos chalados del todo?

Si la ley permite estas pequeñas cosas, ya podemos olvidarnos de la solidaridad (la poca que nos queda) cuando un niño nos pida en un bar un vaso de agua, no se lo vamos a dar y a la vez el tampoco sabrá lo que es la generosidad, la amistad y esas cosas que no cuestan dinero, y luego nos preguntaremos con cara de idiotas, ¿Qué esta pasando con los jóvenes? pues pasa, que nos imitan, y necesitamos unos extraordinarios argumentos, para que no lo hagan.

¡Hay Dios Santo! Acabaremos por cobrarnos unos a otros el aire que respiramos…

11 comentarios:

Campanita de BarZaires dijo...

Hola Kim entre para darte un beso, y las gracias por haber venido a verme,y principalmente porque me encanta tu forma de escribir, eres clara como el agua, un bien que acabará siendo un lujo, es una pena un planeta maravilloso que se está haciendo polvo...pero siempre en tus escritos nos das ese toquecito que nos haces reaccionar a todos, concienciarnos, y ver lo que se nos pasa por alto.
Un beso enorme.

RacuRock dijo...

les podriamos echar la culpa a todos los capitalistas que quieren hacerce dinero con el agua... les podemos echar la culpa a los politicos por hacer esas leyes... tambien porque no a Dios por no haber echo el agua de mar potable... pero porque no nos echamos a nosotros mismos la culpa por desperdiciar ese importante liquido en nuestras vidas cotidianas?.. porque no nos echamos la culpa por contaminarlas metiendole no se que productos de las maquinas fabricas y hasta de nuestros propios deshechos domesticos?... el agua embotellada esta bien que se cobre.. cuesta embotellar, purificar y tratar esa agua para darla en botellita con la certitud que no esta contaminada... pero el agua del caño que en ciertos paises es "potable" y que se puede beber como en Canada.. no deberia de ser cobrado.. porque en realidad ya fue tratada con todos nuestros impuestos.

de echo en unos 200 o 250 años tendremos que pagar por el aire... si se sigue contaminando.. nosotros no .. no estaremos ahi pero nuestros tatatataranietos lo tendran que hacer.. caminar por las calles con una bomba de aire en la espalda.. es inevitable en el ritmo que la contaminacion avanza.

Dios penso en todo.. pero no penso que el ser humano podia pensar sin preocuparse por su planeta.

El Gran RacuRock

JAC dijo...

Dios pensó en vaya Ud. a saber...
Pero el hombre pensó...y pensó... en como hacer dinero, y de esa forma destruyó todo un planeta.

Un saludo amiga

Ruela dijo...

A água é preciosa, tal como o Planeta.


bjs.

Chousa da Alcandra dijo...

Acabarán por poñer unha "Taxa do amor", que medirá o grao de implicación e...zás!!! a pagar tamén.

Bicos acuosos

Enmascarado dijo...

El problema es que seguimos ignorando la cantidad de agua que perdemos por las fugas en las conducciones...

Simples gestos como el de no echar el aceite por la pila de la cocina,ahorraría miles de litros de agua, pues ese aceite contamina más de lo que pensamos.

Me parece genial tu post...tu blog...Tú.

Besos

Enrique Gallud Jardiel dijo...

Triste, pero cierto. Yo, de niño, jugaba en la calle y estaba todo el día pidiendo vasos de agua en los bares. Pero ahora tenemos una cosa que se llama neoliberalismo, que consiste en exprimir al ciudadano. En cuanto a tu profecía... ya se cumple. En algunos lugares del Japón hay máquinas de oxígeno en las calles. para que inhales y aguantes un rato la contaminación. Y ese aire se cobra.
Es de admirar como en todos tus posts vas a dar siempre en el clavo de la injusticia.

neurotransmisores dijo...

Ahora nos quieren hacer responsables de la contaminación en vez de aplicar las leyes para que las fábricas dejen de echar humo.

Saludos.

Bohemia dijo...

Tienes razón, pronto nos cobrarán hasta por respirar...

Voy a beber agua, que leerte me dio sed...

:o)

BSS cielo!

Waiting for Godot dijo...

Es muy cierto. Un beso.

JULIA dijo...

Joo! Nadie lo hubiera explicado mejor, me ha encantado todo lo que dices y con la ironía necesaria que suelen requerir estos temas.
Espero que no lleguemos nunca a ese extremo, me daría vergüenza.

Un saludo