LA LUCHA

Seguimos poniendo las cláusulas que hacen que el mundo funcione como funciona.

Y ese mundo está formado por personas como tú y como yo, con deseos de que este mundo cambie.

Para cambiar necesita de un motor que haga que todos juntos nos levantemos y digamos basta ya de tanto abuso, de tanta corrupción, de tanta incoherencia.

Estas son dos más de las clausulas a las que nos hemos adheridos los humanos, te invito a que empieces leyendo la primera, un poco más abajo.

Te invito a que te unas a un club invisible, dispuesto a luchar, por todos, con todos y para todos.La lucha con la denuncia, la lucha con las obras, la lucha con las palabras.







5 comentarios:

Joaquin dijo...

Adamo decía: gira il mondo gira... tirorirotiroriro... il moondooo...
Pero el mundo realmente si cambia, lo que ocurre que a veces va para atrass y otras para adelante. Por ejemplo, casi todos los empeños del sigo XIX: escuela gratuita, sanidad universal, voto femenino, libertad sexual se han conseguido. Eran utopías, hoy semirealidades.
Si seguimos erre que erre , como tú, el mundo cambiará, ya lo creo.
Pero hay que echar a los Berlusconis.

Genín dijo...

¡Yo acepto ser un gilipollas integral para poder vivir en este modelo de sociedad!
¡De eso nada!
Antes morir que perder la vida...jajaja
Besitos y salud

SUSANA dijo...

Muy bien Kim!
Mucho más de una vez necesitamos un sacudón de sentido común para no aceptar livianamente todos los mensajes que nos bombardean!

Un abrazote guapa y mis deseos de rebeldía para este año que comenzamos juntas!

RECOMENZAR dijo...

Tu blog es de protesta ante un mundo dificil de entender
me gusta el sabor de tus letras

María dijo...

Realmente KIM,

Supongo que la adhesión a esto, no es obligatoria, aun cuando implícita sin saberlo nosotros.

A ver, la publicidad es un arma arrojadiza que atiza a quien quiere que le atice. Es verdad que la 100% nadie puede abstraerse de su influencia pero sí que en la mano de cada uno está decidir que le interesa y que no, por mucho que te lo envuelvan en papel de regalo.

La 6ª s más complicada, porque dudo mucho que nadie tenga capacidad de prohibir que los bancos inviertan nuestros ahorros en lo que más lucro les produzca, sea cual sea y cerrando los a todo el daño que haga ese dinero...

Chica, tu sigue, no desfallezcas, quizá es verdad y no sólo una utopía, que las cosas pueden cambiar, si nos hacemos de tu club invisible.

¡¡Ale!! yo ya soy socia.

Muchos besos.