¿ QUE PASA CON LA HUELGA ?



Durante toda mi vida, he considerado que es muy importante hacer huelga, ya que es una medida de presión que tenemos los trabajadores para conseguir nuestros derechos.


Muchos de esos derechos han costado sangre a muchas personas, que han preferido morir a ver su dignidad por los suelos.

Los empresarios siempre han sido los fuertes, si bien es verdad que arriesgan su capital para iniciar una empresa, también es cierto que no podría funcionar si no hubiese quien la trabajase.

Dado su fortaleza, hemos inventado los comités de empresa, que no deberían ser otra cosa que trabajadores que viviendo las mismas circunstancias puedan enfrentarse al empresario para exigir ciertas mejoras.

Estos comités están formados por personas afiliadas a sindicatos, que todos unidos hacen la fuerza delante del empresario.

Para que esto funcione, a los sindicalistas pertenecientes a los comités de empresa, se les concede unas horas al mes para dedicarse a prepararse y asesorar a sus compañeros, así como para tener reuniones con los empresarios y transportar el sentir de los trabajadores.

Hay sindicalistas que dado su gran trabajo, son “liberados” por sus propios compañeros para que disponer de más tiempo para estas gestiones, que se deben transformar en mas asesoramiento a sus compañeros o mejores luchas por sus derechos.

Cundo alguien quiere tocar nuestro convenio de trabajadores, ahí están ellos, luchando para que esto no se haga.

La ultima ficha a tocar es la de la huelga, ya que a pesar de que está mal llamado “derecho del trabajador”, mucha gente se juega su puesto de trabajo por hacer huelga y a todos les descuentan de su sueldo los días de la huelga, así como la parte proporcional de las pagas y además ese día no contabiliza en la seguridad social.

Ahora bien, ¿Qué medidas de presión vamos a hacer en esta huelga?

Los sindicatos, están empezando a cargar las pilas para esta huelga, pero ¿Por qué no lo hicieron antes de que saliese la ley?

Es mucho más difícil cambiar una ley que luchar porque no se haga.

Los sindicatos vendidos hace muchos años a la patronal, han dejado que nos quitasen infinidad de derechos que teníamos antes, tanto ha sido así que los trabajadores hemos perdido la confianza en ellos.

La mayoría de los sindicalistas están vendidos en nuestras empresas, y eso lo vemos día a día, favoritismos y amiguismos hacen que muchos trabajadores sean despedidos con menos liquidación de la que les corresponde, los cursos, por los que tanto la empresa como los sindicatos se embolsan muchos millones, no son más que un parapeto, ya que los reciben unos cuantos privilegiados en horario laboral.

Los liberados, utilizan su tiempo para estar en sus casas, o de vacaciones, olvidándose por completo de sus compañeros, sabiendo que no les falta el dinero en el bolsillo y que no pueden ser despedidos mientras estén en el comité y otros muchos incluso sin estarlo siguen cobrando de las empresas “en gratificación por su buen hacer con los empresarios”.

Han permitido los contratos basura, los despidos en 20 días, la movilidad en el trabajo, en definitiva la inseguridad de nuestra gente joven, a la que ya una carrera no les garantiza la seguridad en sus vidas profesionales, por lo tanto tampoco en su vida familiar y por el mismo motivo se sienten frustrados e insatisfechos.

Las pensiones de los jubilados, son de risa, después de trabajar toda la vida, no pueden permitirse ningún lujo en su vejez.

…y así sucesivamente.

Yo misma me sorprendo viendo que no quiero hacer huelga.

Ya sabéis que es probable que haya piquetes para impedir la entrada en los trabajos, que me parecen muy bien ya que ayudan a que los indecisos y miedosos tengan una disculpa ante sus jefes, claro que mientras no sean violentos con sus compañeros.

Creo que el 29 de Septiembre, seré una esquirola por primera vez en toda mi vida.
No es que me niegue a la lucha, seguiré luchando por las cosas que se puedan hacer y se puedan mejorar o transformar.

No creo que nada mejore con la huelga, pero estoy segura que con ella o sin ella, las cosas si van a emporar para los trabajadores porque los sindicatos, los empresarios, los banqueros y los políticos están unidos contra los indefensos ciudadanos.

Lo digo con una gran tristeza y desilusión en mi corazón.

15 comentarios:

Txema dijo...

Pues desde el respeto más absoluto a tu decisión, te animo a que te sumes a la huelga general.

Es verdad que muchas cosas de las que expones son ciertas pero, piensa que, de no hacer la huelga no sólo debilitas a los sindicatos, sino a tí misma y das alas al gobierno actual y a los futuros a que sigan por el mismo camino de recortes de derechos.

Y repito, esto desde el absoluto respecto a tu decisión.

Saludos

Suko dijo...

La autenticidad de los sindicatos queda patenten en que Toxo preparó la huelga desde un lujoso crucero:

http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2010/09/16/toxo-crucero-mujer-lujo-paro-huelga-general-sindicatos.shtml

Yo pensaba que esto sólo estaba reservado a malvados capitalistas. La diferencia es que esos "ogros adinerados" hacen cosas como inventar Windows con las que la Humanidad progresa de forma inimaginable, por lo cual se lo merecen, no vivir de mis impuestos como éstos impresentables.

El 29, si a la entrada del parking veo a alguno de esos indeseables acelero a fondo como está mandado.

Genín dijo...

Pues no hay poder en el mundo que me impida ir el 29 a soltar la frustración que llevo dentro, y mas tarde, otro día si hay que cantar las cuarenta a los sindicatos, no seria la primera vez que los pongo a parir, pero el 29, allí estaré.
Besitos y salud

yraya dijo...

Kim, estoy en la misma situación que tu, va en contra de todos mis ideales no hacer huelga pero...es que los sindicatos no han movido pieza a su debido tiempo, hoy en día los sindicatos no están con los trabajadores claro está y la huelga ahora a que viene? cuando se les ha permitido a los de arriba todas las barrabasadas que están cometiendo contra los trabajadores, no sé, está
todo tan corrompido...
Aplaudo tu post.
Besitos

Genín dijo...

Es que acabo de leer el comentario de mi amiga Yraya, y me acabo de dar cuenta de que no hay que confundir la velocidad con el tocino, yo no digo de ir a la Huelga por los sindicatos, en realidad a mi los sindicatos me importan un pimiento, yo digo que voy a ir a la huelga prescindiendo totalmente de los sindicatos, voy porque quiero decir bien alto que este Gobierno me ha defraudado, que no estoy de acuerdo con lo que hacen, que este modelo es una mierda, que hay que cambiarlo todo, quiero gritarlo y poner mi granito de arena ¿Que tienen que ver los sindicatos en mi decisión de protestar simplemente porque ellos se hayan visto obligados por su negocio a proponer la huelga?
Pues para mi, nada.
Besos de nuevo y salud

yraya dijo...

Amigo Genín, no confundo la velocidad con el tocino, ni el tocino con la velocidad.
Los sindicatos han dejado que el gobierno hagan con los trabajadores lo que les ha venido en gana y los sindicatos les han aplaudido y ahora cuando ya está todo colocado en donde nos ha dicho el gobierno y las empresas, ahora nos tenemos que ir a la huelga, no crees que este huelga hace tiempo que se tenía que haber hecho, antes de tener el problema ya firmado y resuelto por el gobierno.
Yo siempre he defendido la huelga y la seguiré defendiendo, pero sobre todo cuando llega a su debido tiempo, no cuando ya está todo pactado, no te suena todo esto de la huelga a un poco de teatro? no creerás a pies juntillas que los sindicatos ahora están jugando limpio con los trabajadores?
Buen finde

Anónimo dijo...

La verdad es que me siento tremendamente identificado con lo que has escrito. Aún y así iré a la huelga, no con la esperanza de que sirva para nada, sino para quejarme, simplemente quejarme, que ya basta de injusticias, que como bien has dicho se han unido todos contra los trabajadores.

Yo no sé cómo demonios solucionar el tremendo embrollo en el que nos hemos metido, pero bueno, pongo aquí un enlace, que al menos explica realmente qué demonios ha pasado y está pasando en la crisis. Es bastante largo, pero el resumen es rápido: la culpa es de los bancos y además son lo que tienen el dinero, pero quieren más! Ellos son los que encima dictan las políticas económicas a través de los bancos centrales, claro, a su favor...

Así no vamos!!


http://mamvas.blogspot.com/2010/07/el-golpe-de-estado-financiero-contra-el.html

Alejandro Kreiner dijo...

Que yo sepa ningún sindicato preguntó a los trqabajadores si queremos o no hacer huelga.
Esos señores lo primero que tenían que hacer es cumplir con los estatutos de sus propios sindicatos en los que dice que todo se hace de forma ensamblearia.
Incluso a los delegados sindicales (liberados) las órdenes les vienen de arriba.
Pienso que la democracia es una pura ficción.

Saludos.

RECOMENZAR dijo...

estuve en Buenos Aires y tu escrito me recordó eso. Desde el lugar donde vivo Miami la vida se ve diferente y aunque todo esta **muy dificil hoy y ahora***...
te entiendo y me gusta leerte
Siempre te espero

JAVIER dijo...

Amiga, me pareció bastante interesante el texto. Te diré que yo hace mucho, pero mucho, que dejé de confiar en un sindicato, ¿sabes desde cuando? desde que fui dirigente. Conocí a la bestia desde sus entrañas y la verdad que me desilucionó totalmente.

Sigue escribiendo que tus reflexiones son cada vez muy buenas.

Gracias por tu saludo en mi texto de reaparición en el mundo blogger.

Saludos desde Japón.

Javier.

TORO SALVAJE dijo...

Llegaron los sinvergüenzas y se quedaron con todo.

Besos.

Joaquin dijo...

Yo hace tiempo que creo que los partidos de izquierda, de los trabajadores, deberían ser los sindicatos, es decir, que para pertenecer al PSOE debería ser requisito indispensable ser sindicalista. De esta forma las politicas del partido en el gobierno estarían al servicio de los trabajadores.
Posiblemente, hoy, en el callejón al que hemos llegado por causas muy diversas, dificiles de analizar aquí y ahora, las politicas de izquierda se deban reducir a lo que hace el PSOE,pero mejor hecho.
Por otro lado ya ven, se acercan las elecciones y la derecha va a arrasar, a pesar de la corrupción, de las amenazas contra las leyes aprobadas, del contubernio con los tribunales, etc...
La izquierda, ese magma intangible, que tanta nostalgia produce, ni está ni se le espera.

Joaquin dijo...

Creo que los sindicatos son un puntal más del edificio democrático. Si están vendidos a sus patronos, a sus poltronas, a sus sueldo fijos o al gobierno de turno, es cosa de denunciarlo -no desde los periódicos amarillos -, de poner los puños sobre la mesa y esperar que cambien. Los gobiernos cambian ¿por qué no pueden cambiar los cargos sindicales?
Me da pena ver a la gallita de la Aguirre arremeter contra los liberados y que todos los blogs y las calles no se llenen de pastines preguntando cuantos asesores tiene ella, que, como alguien le ha recordado, también es una liberada.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Kim!
Naturalmente eres muy libre de hacer o no Huelga General.
Lo que si deberías pensar es que entre tanta gente mala como piensas que hay por estos lares laborales. Siempre estará aquel Idealista que se juega su familia, sus amistades, sus momentos. Todo por defender los derechos de los trabajadores, sin más interés que el de ser sindicalista.
Con que solo sean los menos, ya estamos siendo defendidos, y oídos.
A esta gente, que sin duda están Luchando por el Obrero, se le tiene que apoyar, para que no desfallezcan en el camino.
¿Qué pasara cuando terminemos entre todos, con estos sindicalistas, con estos libertarios?
¿Qué nos quedara?
Piénsatelo Compañera…
En esta Huelga General nos jugamos mucho, tanto los trabajadores como sus familias.
Únete a la HUELGA GENERAL,29.S.
NO TE DEJES ENGAÑAR,
NO A LA REFORMA LABORAL.
Deja oír tu voz…

Saludos de J.M. Ojeda.
Lucha Obrera.

Joyce dijo...

Yo era de los que creía que los sindicatos se ocupaban de los trabajadores, pero ya no tengo 12 años.

Estoy de acuerdo al completo con lo que dices.

Besos!