NOSTALGIA


Hoy tengo uno de esos días nostálgicos que no debían de estar permitidos, pero que los años hacen que cada vez ocupen un sitio más importante en nuestra vida.

Pensaba en lo que yo quería ser de joven y lo que la vida me dio.

Porque a pesar de que creemos que nosotros nos forjamos la vida, es un embuste, la vida nos forja a nosotros.

Quería ser médico, quería vivir en Venezuela y casarme con un venezolano encantador para vivir con él toda mi vida.

Pero las circunstancias de mi vida cambiaron, mis padres me trajeron a España y a mí me partieron el corazón.

Una sola decisión de otras personas cambió completamente mi vida para siempre.

Quería ser pediatra, y tenía pensado pasar consulta gratis los jueves…eso si cobrándole muuuuuucho a los ricos el resto de la semana.

….no conseguí ninguna de las tres ilusiones.

¡¡ Que cosas tiene el destino!!

…pero como la vida continúa y hoy no trabajo, os dejo con una sonrisa, aunque una lágrima salada vaya resbalado por las mejillas.

Una pareja de recién casados se va de luna de miel Valle la Pascua... Todo es espectacular...

Una noche, van paseando y ven un cartel que dice:


" EL INCREÍBLE SHOW DEL NEGRO REYNLDO"

-"¿Entramos, mi amor?", dice ella. Y entraron al show.

En el escenario, músicos caribeños tocando bongoes y unas mulatas muy bonitas que colocan en el centro del escenario una pequeña mesa......

La música caribeña se escuchaba rítmica y sensual..., y, de pronto, entra........

¡¡¡¡ El Negro REYNALDO!!!! Un hombre grande y musculoso, bailando al son de la música.

Una de las bailarinas, al ritmo de la música, se acerca a la mesa y coloca sobre ella 5 nueces, seguidamente El Negro REYNALDO se baja sus ajustados pantalones y saca 30 centímetros de pene... y ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!...

¡¡¡Rompe las 5 nueces!!!

El público, que estaba expectante, aplaude a rabiar.

Las damas se van entusiasmadas y ellos muy impresionados, no pudiendo disimular cierta envidia...


Pasan los años y, 25 años después, la misma pareja se dispone a volver a Valle La Pascua para celebrar sus bodas de plata repitiendo el viaje de su luna de miel, entonces...

-"¡Mira mi amor!,

Sigue el viejo cartel de, "EL INCREÍBLE SHOW DEL NEGRO REYNALDO"

...¿entramos?

El local era mucho más lujoso, pero el show parecía el mismo: los músicos, las chicas, la mesa... y de pronto, ¡¡¡¡ Entra el Negro REYNALDO!!!!! Ahora ya tenía canas en su cabeza, pero seguía siendo alto y musculoso..

Empieza el show y el negro Reynaldo se acerca a la mesa sobre la que las mulatas habían colocado... increíblemente...

¡¡¡¡¡ 5 cocos!!!!!...

Al igual que antes y al ritmo de la música, saca su...pene, y....... ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!, ¡pam!... espectacularmente....

!!! Rompe los 5 cocos!!!

La gente aplaude entusiasmada y el marido dice a su mujer: -"Mi amor,..¡Voy a saludar a ese negro!"

Llama a la puerta del camerino y le abre el Negro Reynaldo, muy simpático.

-"¡¡¡Lo felicito, Es usted un verdadero espectáculo!!!", pero permítame una pregunta: ...Antes, usted usaba nueces en su espectáculo y ahora...¡¡cocos! porqué?????...


El negro Reynaldo, bajando la vista y con la voz baja, medio avergonzado y con mucha tristeza, le dice:


"Mire usted..., es que... con los años, la vista ya no es la misma"

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un paso inesperado ante tu espacio, me doblego y acaricio así tu presencia escrita…

Pido disculpas por mi ausencia y por este pequeño mensaje, que publico en la mayoría de los blog que visito.

Un abrazo
Saludos fraternos a todos…

Joyce dijo...

No siempre se consigue todo lo que queremos, en parte por uno mismo y en parte por las circunstancias que nos rodean. Tampoco vale la pena lamentarse mucho por ello, siempre quedan otras cosas buenas...

Genial el chiste :P

Besos!

RECOMENZAR dijo...

me hiciste sonreir tu texto magníficoSe te extrañaba en recomenzar
Un beso

Genín dijo...

Bueno, la nostalgia y los recuerdos son parte de nuestras vidas, fíjate tu, a lo mejor nos hubiéramos conocido en Venezuela, pero nos conocemos por este medio y algo es algo.
Me reí con el chiste, yo ya no tengo la misma vista tampoco...jajaja
Besitos y salud

Anónimo dijo...

Ves, la vida es algo imprevisto, el hombre siempre quiso partir nueces, pero la naturaleza le obligo a cascar cocos.
También podía haberle dotado con una minga de plástico y hubiera tenido que romper flanes.
La naturaleza manda y nosotros obedecemos.
Joaquin